Santo Domingo, Xinhua.  Más de 1.000 personas murieron víctimas de la violencia en Haití de mayo de 2012 al mismo mes de 2013, periodo durante el cual se registraron también 72 secuestros, informó hoy la Red Nacional para la Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) .

En un año, un total de 1.041 personas fueron asesinadas a balazos por apuñalamiento, lapidación o linchamiento; 1.016 de ellas en Puerto Príncipe, la capital del país.

La RNDDH dijo que niños, policías haitianos, efectivos de las fuerzas de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y algunos extranjeros se encuentran entre las víctimas de robos, asesinatos y secuestros.

Además, se identificaron 972 casos de violencia sexual contra mujeres y niñas, 55 de los cuales fueron sancionados penalmente.

La organización destacó que 23 agentes de la Policía Nacional de Haití (PNH) murieron por disparos en el último año, mientras que otros 27 resultaron heridos, cuatro de ellos por armas blancas.

Desde el año pasado, Haití lucha contra una espiral de violencia causada por la delincuencia común, el narcotráfico, el secuestro y el crimen organizado.

La ONU denunció esta situación en agosto de 2012, cuando en un informe señaló que luego de algunos meses de estabilidad la inseguridad ha aumentado de nuevo en el área metropolitana de Puerto Príncipe.

Según Naciones Unidas, el 65 por ciento de los homicidios se produjeron en Puerto Príncipe, de ellos, entre 85 y 90 por ciento en barrios de la capital como Bel Air, Fort National y Martissant, además de Cité Soleil, Carrefour y Croix des Bouquets.

La seguridad de Haití está a cargo de una policía que cuenta con alrededor de 10.000 efectivos para una población de casi 12 millones de habitantes, y de una fuerza multinacional de paz que ya inició la reducción de su personal en el país.