La Habana. La muerte del disidente cubano, Orlando Zapata, quien permaneció 85 días en huelga de hambre, provocó rechazo mundial.

El gobierno de Estados Unidos se declaró “conmocionado” por el hecho, y lo calificó esta muerte como “innecesaria e inevitable”, dijo Ricardo Zúñiga, responsable de la Oficina de Cuba del Departamento de Estado.

Washington pidió la liberación “sin demora” de los más de 200 presos políticos existentes en Cuba, dijo La Crónica.

En tanto, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien hizo una visita de Estado este miércoles a la isla, afirmó que “lamento profundamente” la muerte de Zapata.

Por su parte la Unión Europea (UE) deploró la muerte del disidente. El portavoz europeo, John Clancy, señaló que “lamentamos profundamente la muerte del prisionero político Orlando Zapata Tamayo y presentamos nuestras condolencias a su familia”.

En la misma línea se pronunció el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. "Podemos suponer el sufrimiento de los presos políticos cubanos. Desde aquí, debemos exigir al régimen cubano que devuelva la libertad a los presos de conciencia y que respete los derechos humanos", dijo en el Congreso.

"Esa es una exigencia fundamental de toda la comunidad internacional", añadió.

Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, insistió que la mejor forma para avanzar en los DD.HH. en Cuba es dialogando con el régimen castrista, informó ABC.

La muerte de Zapata, la primera por huelga de hambre de un preso político en Cuba desde 1972, ha llevado a un inusual lamento del presidente cubano, Raúl Castro, cuyo gobierno considera a disidentes como Zapata "mercenarios" al servicio de Estados Unidos en su intento de destruir el sistema socialista de la isla.

El factor EE.UU. según Castro. Tras conocerse el hecho, en una declaración inédita Castro afirmó que “lamentó la muerte del preso cubano Orlando Zapata Tamayo, quien falleció ayer después de protagonizar una huelga de hambre, y aseguró que este hecho es el resultado de la relación con Estados Unidos”.

Raúl Castro dijo a los periodistas que seguían la visita del presidente brasileño Lula da Silva, que “en Cuba no hay máxima libertad de expresión, es cierto. Pero el día que Estados Unidos nos deje tranquilos, aquí habrá la máxima libertad de prensa".

Sobre la relación con EE.UU. señaló que “ellos dicen que pretenden discutir todo y nosotros estamos dispuestos a debatir todos los problemas que ellos quieran. Que se entienda bien: todo, todo, todo. Pero debe ser en un pie de igualdad".

Por ello, enfatizó que "así como ellos quieren preguntar todo sobre Cuba nosotros también tenemos derecho a hacer lo mismo respecto de Estados Unidos”, dijo Clarín.

Orlando Zapata será sepultado este jueves en su pueblo Banes, 850 km al este de La Habana, bajo vigilancia de agentes de seguridad y arrestos domiciliarios, informó El Universal.

La policía se ubicó en los alrededores de la casa de la madre del occiso, Reina Tamayo. También en la funeraria, el cementerio y la entrada al pueblo, indicaron opositores.