Tanto el mandatario ecuatoriano como su canciller, Ricardo Patiño, declararon que el gobierno de Álvaro Uribe no ha entregado la información completa sobre el ataque en Angostura del 1 de marzo de 2008, como lo ha demandado Ecuador.

“Lo que ocurrió no fue un juego. Ha sido el bombardeo más grave en la historia de América Latina y, de acuerdo con ciertos informes de Inteligencia, no los pueden hacer los aviones colombianos. Por eso, siempre hubo los rumores de la intervención de un tercer país, entonces eso es lo que queremos aclarar”. Señaló Correa.

La posición ecuatoriana retrasaría el cronograma de actividades acordadas por los mandatarios Correa y Uribe, en su encuentro en la Cumbre del Grupo de Río en México, realizada en febrero pasado. Según Patiño, será difícil que esa comisión pueda reunirse en abril próximo, ya que este grupo debía tratar, entre otros temas, la información que guardada en esos computadores.

Pese a todo esto, el gobierno colombiano no ha emitido respuesta sobre las últimas declaraciones. Hace dos semanas - según declara El Comercio- Jaime Bermúdez, Ministro de Relaciones Exteriores de ese país sostuvo que “la información sobre los computadores, en la que aparecen menciones a países concretos, ha sido entregada a cada uno de esos países. Lo hemos hecho con muchos países del mundo y también lo hicimos con Ecuador”.