Donald Trump aseguró haber cancelado su reunión con Vladimir Putin, que se realizaría este sábado en el marco de la cumbre del G20, debido a la tensa situación que confronta a Rusia con Ucrania. Moscú, sin embargo, cree que las razones verdaderas son otras. Así lo señaló este viernes (30.11.2018) la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova.

La vocera descartó que el incidente en el mar Negro, donde guardacostas rusos capturaron tres buques militares ucranianos, sea el motivo de la cancelación del encuentro entre ambos líderes. "Públicamente se ha dado esa explicación y tomamos nota de ello. Pero creo que hay que buscar las respuestas en la situación política interna de EE.UU., lo que fue crucial a la hora de tomar esa decisión", dijo.

La cancelación del encuentro se confirmó el jueves, cuando Trump anunció que se suspendía la reunión. "Dado el hecho de que los buques y los marineros no han sido devueltos a Ucrania por Rusia, he decidido que lo mejor para todas las partes es que cancele la reunión prevista en Argentina con el presidente Vladimir Putin”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

La trama rusa. La cancelación se produjo apenas unas horas después de que el Kremlin confirmara la entrevista entre Trump y Putin, luego de que Washington diera su aprobación. Se trataría de un encuentro de unas dos horas en el que se abordarían temas como la lucha contra el terrorismo y el desarme nuclear primero en una reunión cara a cara y luego, con sus delegaciones.

Además, poco antes de anunciar que la reunión con Putin se suspendía, Trump afirmó ante la prensa en la Casa Blanca que "probablemente" sí se encontraría con su homólogo ruso. La sorpresiva decisión ocurrió apenas poco después de que el exabogado de Trump, Michael Cohen, reconociera haber mentido al Congreso de Estados Unidos sobre su implicación en los planes de negocio relativos a la construcción de una Torre Trump en Moscú, durante la campaña electoral de 2016.