Moscú. Rusia y Estados Unidos han acercado sus posiciones sobre un nuevo Tratado START para reducir las armas nucleares estratégicas, dijo el sábado el presidente Dmitry Medvedev, según la agencia de noticias RIA.

"Las conversaciones van a continuar, no son fáciles, pero en general hemos coincidido en muchas posiciones con los estadounidenses", dijo Medvedev en una reunión con líderes de los partidos políticos rusos.

La vigencia del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START por sus siglas en inglés) de 1991 concluyó el 5 de diciembre y desde entonces, las conversaciones entre Washington y Moscú para alcanzar un nuevo acuerdo han seguido adelante.

El nuevo acuerdo es parte de los esfuerzos para "reiniciar" las relaciones entre Estados Unidos y Rusia y ambos bandos se han comprometido a respetar los términos del pacto anterior hasta que una nueva versión sea acordada.

Entre los temas que aborda el tratado se encuentra el número de armas permitidas y los procedimientos de verificación, los cuales requieren un examen detallado.

"Hemos dado un importante paso adelante, en gran medida nuestras posiciones están de acuerdo", dijo Medvedev en Zavidovo, una residencia presidencial cerca de Moscú según la agencia RIA.

Interfax también citó a Medvedev diciendo que el futuro tratado debe ser ratificado de manera simultánea por ambas partes.

"O ratificamos este documento en conjunto, el cual reflejará nuestras opiniones sobre las fuerzas estratégicas nucleares para el futuro, o este proceso podría no tener lugar", dijo el mandatario.