Bogotá, Xinhua. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró este martes que la nueva demanda que presentó Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) es "improcedente, inamistosa y temeraria".

El mandatario reiteró que el fallo que emitió ese alto tribunal "no es aplicable" y que le entregó a Managua unos 75.000 kilómetros cuadrados de mar en Caribe que eran de Colombia.

Las declaraciones de Santos fueron hechas a bordo de un barco de la Armada que estaba patrullando un área cercana al meridiano 82, en la frontera marítima con Nicaragua y que es diputada con ese país centroamericano.

En noviembre pasado, la CIJ despojó a Colombia de unos 75.000 kilómetros cuadrados de mar en el Caribe y se los entregó al gobierno de Managua, decisión que rechaza Bogotá.

"Nuestra plataforma va de San Andrés, en donde estamos, hasta Cartagena, Barranquilla y Santa Marta. Esta plataforma no es negociable bajo ninguna circunstancia. Y la defenderemos con toda la vehemencia, con toda la contundencia, porque es la plataforma que nos pertenece a los colombianos", sostuvo el jefe de Estado.

"De manera que aquí, en este lugar, en esta fragata, reafirmo que esta nueva demanda que Nicaragua ha puesto en contra de Colombia no vamos a permitir que prospere. No hay base jurídica, no hay base técnica y, por consiguiente, repito, la defenderemos con toda la vehemencia y con toda la contundencia", añadió Santos.

La semana pasada, la Corte Constitucional de Colombia anunció que estudiará la demanda interpuesta por el presidente Santos al Pacto de Bogotá, tratado que permitió a Colombia hacer parte de la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

La demanda busca defender la soberanía del país suramericano frente al fallo emitido por el tribunal internacional que despojó a Colombia de 75.000 kilómetros cuadrados de mar en el Caribe para entregárselos a Nicaragua diez meses atrás.