En un tono calmado y conciliador, el presidente Juan Manuel Santos desestimó que exista alguna intención del gobierno colombiano de promover una desestabilización política en Venezuela.

Ante las acusaciones y señalamientos del presidente del vecino país, Nicolás Maduro, Santos dijo que hay un “malentendido” tras la visita del ex candidato presidencial Henrique Capriles a la Casa de Nariño.

Sobre el tema, Santos fue enfático en aseverar que no hay ningún complot contra las autoridades bolivarianas.

“Es descabellado pensar que el gobierno colombiano esté enterado, o peor aún, que esté apoyando algún tipo de acción para desestabilizar el gobierno de Venezuela”, señaló.

Y aclaró: “nosotros somos los más perjudicados con cualquier problema que tenga Venezuela…lo que queremos es que le vaya bien a Venezuela”.

En el mismo sentido, Santos dijo que honrará el acuerdo que suscribió en 2010 con el otrora mandatario Hugo Rafael Chávez de respetar las diferencias.

“Vamos a mantener el espíritu del acuerdo que hicimos en la Quinta de San Pedro Alejandrino en 2010”, insistió.

Además, Santos habló de salir de este impasse de manera “civilizada” y evitar nuevas tensiones.

“Cualquier malentendido lo podemos resolver civilizadamente, con prudencia, por las vías diplomáticas”, agregó.