El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, llamó este domingo a los colombianos a que no se resignen a vivir una violencia perpetua, al sostener que en su gobierno se están creando las condiciones necesarias para alcanzar la paz.

"Hoy los invito a apostarle al sueño de tener una Colombia distinta, a confiar en que podemos parar el desangre que hemos sufrido durante medio siglo", dijo el mandatario durante la apertura de la 35 Caminata de la Solidaridad realizada en Bogotá.

El jefe de Estado pidió al pueblo colombiano que mantenga su confianza en el proceso de paz que se lleva a cabo actualmente en La Habana con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y a luchar contra el miedo que dijo, ha sido el impedimento para que Colombia sea un país libre.

Los colombianos, agregó, no tenemos por qué seguir creyendo que debemos vivir nuestra vida "a medias", con temor y sumisión, este es el momento ideal para enfrentar ese miedo que nos ha tenido con las manos atadas durante demasiado tiempo.

Santos consideró que el proyecto de ley sobre el referendo para la paz, que presentó al Congreso la semana anterior, debe ser apoyado, ya que es una iniciativa que pretende dar la última palabra a los colombianos sobre los acuerdos que se firmen con las FARC.

Asimismo, pidió a sus opositores recordar que el proceso de paz no es un hecho que lo beneficie a él, sino que fue planteado para transformar la vida de millones de personas que han soñado con vivir pacíficamente desde hace décadas.

"Hoy tenemos una oportunidad única para girar el timón y cambiar la realidad de este país. Si hoy estamos en un proceso de paz es porque no queremos que más colombianos tengan que sufrir la guerra. Nos llegó la hora de entender que sí podemos vivir mejor”, concluyó.

Este lunes los equipos negociadores del Gobierno y de las FARC retomarán el diálogo de paz en La Habana, luego de una interrupción de dos días propuesta por el grupo guerrillero, a fin de analizar la propuesta de referendo presentada por el presidente Santos.

Actualmente, las partes abordan el segundo de cinco puntos acordados en la agenda de negociaciones, sobre la participación política de las FARC en un eventual postconflicto.

Los otros temas de la agenda son: desarrollo rural -sobre el cual ya se alcanzó un acuerdo-, drogas ilícitas, abandono de las armas y reparación a las víctimas.