El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le ordenó a las Fuerzas Militares aumentar los operativos en el departamento de Arauca con el fin de dar con los responsables de la emboscada en la que fueron asesinados 15 soldados en hechos registrados en la tarde de este sábado.

“Un pelotón estaba cuidando el tubo del oleoducto fue atacado por 70 de esos bandidos, ahí lamentablemente fueron asesinados 15 de nuestros uniformados, los otros resistieron, llegaron los refuerzos y continuaron los combates", indicó el primer mandatario.

Estas declaraciones se realizaron después del consejo de seguridad celebrado en Tame, Arauca, en donde se analizaron los hechos que rodearon el ataque en contra del grupo de militares en donde se ordenó incrementar el pie de fuerza en el departamento. 

"Di instrucciones a nuestras fuerzas para que no dejen de disparar un solo instante hasta llegar al fin del conflicto", añadió el mandatario quien señaló que gracias al rápido accionar de las autoridades fueron capturados 12 guerrilleros quienes serán presentados ante las autoridades judiciales en las próximas horas.

El jefe de Estado señaló además que este tipo de ataques no afectan el proceso de paz que se adelanta en la actualidad con la guerrilla de las FARC en La Habana, Cuba, puesto que desde un principio de acordó que estas negociaciones se adelantarían sin la firma de un cese al fuego bilateral.

"Nuestros corazones están con la familia de estos héroes de la patria que sacrificaron su vida por la tranquilidad y la seguridad de sus compatriotas", precisó.