Bruselas. Las negociaciones entre la Unión Europea y Centroamérica para cerrar el Acuerdo de Asociación entre ambos bloques se encuentran estancadas, luego de que tras una semana de intensas negociaciones no se ha podido llegar a un consenso respecto al capítulo comercial.

Frente a ello, el ministro de Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano, afirmó que “las negociaciones siguen abiertas, se necesita continuar trabajando sobre algunos temas pendientes.

Los obstáculos que impiden terminar exitosamente las conversaciones, radican en las condiciones de acceso al mercado europeo de productos agrícolas de Centroamérica como el banano, el azúcar y los productos con alto contenido en azúcar, el arroz y la carne.

Los europeos, por su parte, buscan garantizar buenas condiciones para productos industriales y otros como lácteos, informó La Prensa.

Este martes, los negociadores volverán a intentar llegar a buen puerto con las conversaciones.

El ministro nicaragüense sostuvo que en los diálogos “no se están considerando adecuadamente las asimetrías” que existen entre las dos regiones, ni que “somos países en desarrollo”.

En este sentido puntualizó que “somos países principalmente agropecuarios, mientras que la Unión Europea son países industrializados”. Por ello se requiere “buscar un mecanismo para poder nivelar” los desequilibrios.