Santiago. En su segundo día al mando de Chile, el presidente Sebastián Piñera afirmó que su gobierno no se quedará sólo en los diagnósticos de la situación causada por el terremoto del pasado 27 de febrero, pues su administración tendrá “en la acción un sello muy particular”.

Al entrar al palacio de gobierno este viernes, señaló que le pidió a sus ministros un diagnóstico sobre la situación del país, pero agregó que la evaluación de la coyuntura, “no puede evitar que comience la acción” y enfatizó que “hay cosas que vamos a iniciar ahora”.

Citó como ejemplo de una situación urgente que debe abordarse, el caso de Concepción, que actualmente cuenta con sólo un puente operativo sobre el río Bío Bío, lo que dificulta el tránsito hacia la segunda ciudad de Chile, que sufrió con fuerza la devastación del terremoto.

El jefe de Estado sostuvo que “este va a ser un gobierno que no se va a quedar atrapado en las comisiones y en los diagnósticos”.

Ceremonia de cambio de mando. Respecto a la ceremonia de cambio de mando, durante la cual hubo intensas réplicas, la mayor de las cuales llegó a 6,9 grados Richter, el mandatario le envió una disculpa a los presidentes que asistieron al acto, pues no pudo almorzar con ellos, debido a que viajó al lugar donde fue el epicentro de los nuevos sismos.

En lo personal, explicó que en la ceremonia “me asaltaron muchos sentimientos, muchos recuerdos” y pensó en “la trascendencia de la responsabilidad que estaba asumiendo”.

Agregó que él colaboró en la transición a la democracia y que ahora “quiero comprometerme con más fuerza aún a esta segunda transición”, que definió como la evolución a un país desarrollado y sin pobreza.

Sebastián Piñera indicó que después del Te deum de acción de gracia que liderará este viernes, ofrecerá una conferencia de prensa a medios nacionales e internacionales.

Posteriormente tendrá una tarde de intenso trabajo, pues todos los encargos que dejó a sus ministros en la primera reunión de gabinete realizada en la noche del jueves, eran para entregarlos este viernes.