Santiago. El nuevo presidente chileno, Sebastián Piñera, duplicó su fortuna en el último año y se afianzó como el cuarto hombre más rico del país sudamericano, según el ranking anual de la revista estadounidense Forbes.

De acuerdo a la publicación, Piñera cuenta con un patrimonio de US$2.200 millones que lo ubican en el puesto 437, en comparación a los US$1.000 millones que registraba en la edición del año pasado, cuando aparecía en el lugar 701. 

Piñera recibirá este jueves a las 12.00 horas local (15.00 GMT) el mando de la socialista Michelle Bachelet, poniendo fin a 20 años de gobiernos de la centroizquierda, en una ceremonia en el Congreso Nacional, en Valparaíso.

Aunque su inversión más conocida es la aerolínea chilena LAN, una de las mayores de América Latina, su carrera empresarial tomó impulso al introducir en el país el sistema de tarjetas de crédito en la década de 1980.

Piñera, además, es dueño del popular club de fútbol local Colo Colo, a cuyo directorio renunció esta semana, y de la cadena televisiva Chilevisión, cuya administración la traspasó a una fundación. 

Con una fortuna de US$11 mil millones, Iris Fontbona,  la viuda del Anacleto Angelini, lidera el ranking de chilenos más millonarios. Más atrás se ubican la familia Matte, con US$8,1 mil millones, y Horst Paulmann, con US$5 mil millones.

Venta de LAN. Aunque vendió gran parte de su participación en la aerolínea chilena LAN, una de las mayores de América Latina, todavía no logra desprenderse de todos los títulos, a pesar de que había prometido hacerlo antes de asumir su mandato.

En declaraciones a la radio Cooperativa, la ministra portavoz del nuevo gobierno, Ena von Baer, admitió que el mandatario no pudo cumplir su compromiso de desprenderse de todos sus títulos debido al reciente terremoto que afectó el país.  

"Es correcto que el presidente había dicho que se iban a vender antes del 11 de marzo, pero tenemos una situación donde el terremoto ha variado el cronograma que teníamos en varias de nuestras decisiones", dijo, precisando que la intención es concretarlo “lo antes posible”.

A juicio de la nueva ministra, "todos los chilenos comprenden que hubo problemáticas para poder cumplir con cada uno de los pasos que teníamos que tomar".