Santiago. El multimillonario opositor de derecha Sebastián Piñera venció este domingo en la segunda vuelta de la elección presidencial en Chile, poniendo fin a 20 años de gobiernos del bloque de centroizquierda que derrotó al dictador Augusto Pinochet.

Piñera, el primer presidente de derecha electo en el país en medio siglo, logró 51,61% de los votos escrutado 96,61% de las mesas; con lo que superó al candidato del gobierno, el ex presidente Eduardo Frei, que obtuvo 48,38%.

El empresario se ha abierto a contar en su gobierno con ex colaboradores de la dictadura de Pinochet (1973-1990), aunque ha aclarado que no participarán a quienes estén involucrados en violaciones a los derechos humanos o quienes ejercieron altos cargos.

"Quiero felicitar a Sebastián Piñera. La mayoría de los chilenos le ha dado su confianza para que conduzca los destinos del país en los próximos cuatro años", dijo Frei, quien gobernó entre 1994 y 2000, ante sus partidarios.

Piñera ha planteado más incentivos a los privados para acelerar la recuperación económica tras la recesión y bajar el desempleo, aunque sus posturas pro empresariales podrían chocar con sindicatos y deberá gobernar con un Congreso fragmentado.

El empresario se sumará a los presidentes de centroderecha que ya gobiernan en México y Colombia, y que han tomado distancia del izquierdista mandatario venezolano, Hugo Chávez.

Más de 8 millones de votantes participaron en la segunda vuelta de las elecciones del 13 de diciembre, la más reñida desde el retorno a la democracia.

Adiós, Concertación. La elección marca el fin de los gobiernos de la Concertación, la coalición de centroizquierda que recuperó la democracia en 1990, dio prosperidad económica y desarrollo social a Chile, pero que en los últimos años ha sufrido desgaste y divisiones.

"Hoy nos vamos con la frente en alto", dijo el ex mandatario Ricardo Lagos, uno de los opositores más firmes contra Pinochet, en un encendido discurso en que llamó a abrir espacios "a las nuevas generaciones".

Piñera sedujo a electores desencantados con la Concertación, pese a la alta popularidad de Bachelet, quien no puede ir a una reelección inmediata.

El candidato y empresario de 60 años, que según Forbes tiene una fortuna de US$1.000 millones, hizo suya la bandera del "cambio", pero analistas ven pocas modificaciones en el plano político y económico si resulta electo.

Piñera es uno de los controladores de la aerolínea LAN -cuyas acciones ha dicho venderá antes de asumir si vence en las elecciones-, y es uno de los accionistas del popular club de fútbol Colo Colo y dueño del canal de televisión Chilevisión, entre otras inversiones.

Frei, de 67 años, recibió el apoyo de los dos candidatos de izquierda que no lograron pasar a la segunda vuelta, unidos por la idea de que la derecha y los colaboradores de Pinochet no lleguen nuevamente al poder.

El ex mandatario prometió seguir con los planes de protección social que impulsó Bachelet para los chilenos de menores ingresos y que buscan reducir una de las brechas más amplias entre ricos y pobres en América Latina, pese a la prosperidad del país.

Piñera asumirá el 11 de marzo por un período de cuatro años y recibirá una economía en recuperación tras caer en recesión en el 2009, debido a la crisis global.

Lea también:

Comando de Piñera convoca a adherentes de Frei a gobierno de unidad

Eduardo Frei llama a no perder banderas de lucha tras derrota presidencial

Chile: parten festejos por triunfo de Piñera  

Gobierno de Bachelet reconoce el triunfo de Sebastián Piñera

Chile: proyecciones vaticinan victoria de candidato de derecha Sebastián Piñera

Elecciones Presidenciales Chile 2010

Chile: sin inconvenientes avanza la elección

Bachelet asegura que se trata de una “elección competitiva”

Piñera: "celebraremos el triunfo con unidad"

Frei asegura que será el sucesor de Bachelet

Chile: ex candidatos reafirman voto por Frei