Quito, Xinhua. Seis muertos y un herido dejó este jueves el enfrentamiento armado entre militares ecuatorianos y un grupo irregular colombiano en la frontera norte de Ecuador, informó el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas ecuatorianas, Leonardo Barreiro.

Un teniente ecuatoriano murió durante el enfrentamiento, en el cual también perdieron la vida cinco miembros del grupo armado ilegal que atacó a una patrulla ecuatoriana. El enfrentamiento se produjo a las 05:45 horas locales (10:45 GMT) en la localidad de Puerto Mestanza, en la fronteriza provincia de Sucumbíos, limítrofe con el departamento colombiano de Putumayo, indicó Barreiro en conferencia de prensa.

"Según el informe preliminar, durante el combate se produjo la muerte de cinco ilegales, quienes atacaron a los militares ecuatorianos, asimismo, dos personas están bajo protección de las fuerzas militares y serán entregados para investigaciones", precisó.

El suceso dejó además un soldado ecuatoriano herido, simultáneamente, por otro grupo de ilegales que estaban apostados del lado colombiano, en las riberas del río San Miguel, en Sucumbíos.

Este grupo "permaneció por el lapso de dos horas abriendo fuego con francotiradores y lanzando granadas de fusil en contra de nuestras tropas, ataques que fueron repelidos en defensa propia, producto de lo cual, fue herido el cabo segundo Raúl Montachana, cuyo estado es estable", detalló.

En la operación participaron 60 militares de las unidades especiales del Ejército, apoyados por dos helicópteros de la aviación.

El jefe militar precisó que el enfrentamiento se desencadenó luego de que la víspera, durante las operaciones de vigilancia, militares ecuatorianos identificaron en las riberas del río San Miguel, en Sucumbíos, a un grupo de personas armadas y equipadas que al parecer pertenecen a un grupo ilegal armado.

Ecuador se dispuso a reforzar la operación militar en la zona con dos equipos de combate para lograr la captura de estas personas no identificadas. Agregó que en la madrugada de este jueves se cercó el sector y "pese a las advertencias de los soldados ecuatorianos para lograr su entrega voluntaria, los presuntos integrantes (del grupo ilegal) abrieron fuego con armas de grueso calibre".

"El ataque fue repelido con el uso progresivo de la fuerza en defensa propia por nuestras tropas", apuntó Barreiro.

"En la fuga de los ilegales mediante un acto valeroso, el comandante de uno de los equipos de combate recibió un disparo, (que) lamentablemente le ocasionó la muerte, a pesar de haber alcanzado con su arma a uno de los ilegales", añadió el jefe militar.

La ministra ecuatoriana de Defensa, María Fernanda Espinoza, se solidarizó con los familiares del teniente abatido, de 28 años, y del soldado herido, tras calificar de "lamentable" el suceso.

Espinoza reiteró que el gobierno de Ecuador tendrá "tolerancia cero" con los grupos ilegales colombianos y que responderá en defensa de la soberanía nacional.

"Nuestro gobierno, las Fuerzas Armadas, actúan en principio de tolerancia cero a la presencia de grupos irregulares en el territorio ecuatoriano", advirtió.

Ecuador y Colombia comparten una selvática frontera de 720 kilómetros donde operan la delincuencia común y grupos ilegales armados colombianos, entre ellos la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según las autoridades.