La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño anunció que pretende citar al embajador de Estados Unidos, Thomas Shannon, para que declare sobre las supuestas actividades de espionaje que organismos estadounidenses habrían realizado en el país.

"Tenemos que verificar la veracidad de las informaciones que han sido publicadas en la prensa", pues "si fueran confirmadas, se trata de algo gravísimo", aseguró a la prensa el presidente de la comisión, Ricardo Ferraco.

Según denunció el diario O Globo con base en documentos obtenidos en medio del escándalo desatado por el exanalista de la CIA Edward Snowden, ese organismo y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) han espiado llamadas telefónicas y la actividad de ciudadanos de Brasil en la internet, al igual que han hecho en muchos otros países.

O Globo aseguró que, además, la CIA y la NSA tuvieron en Brasilia una base volcada al espionaje global a través de satélites que operó al menos hasta el año 2002.

El senador Ferraco dijo que además del embajador de EEUU, la comisión de Relaciones Exteriores convocará a los ministros de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota; Defensa, Celso Amorim; y de Comunicaciones, Paulo Bernardo Silva para que se expliquen sobre el asunto.

Las informaciones aparecidas en el rotativo brasileño fueron recibidas por el Gobierno de Dilma Rousseff con "grave preocupación" y el canciller Patriota informó este domingo de que ha pedido "explicaciones" a Estados Unidos.

El asunto ha estallado semanas antes de que Rousseff realice la que será su primera visita de Estado a Washington, prevista para el próximo 23 de octubre, cuando deberá ser recibida por su homólogo Barack Obama en la Casa Blanca.