La Federación Nacional de los Médicos (Fenam), principal sindicato de médicos de Brasil, criticó la importación de 4.000 médicos cubanos para trabajar en las zonas más remotas del país y denunciaron que tendrán unas condiciones de "esclavitud" de trabajo.

"Los contratos de los médicos cubanos tienen rasgos de trabajo esclavo y sólo sirven para financiar al gobierno de Cuba", aseguró en un comunicado la Fenam en relación a la contratación por parte del Gobierno brasileño de los galenos cubanos.

Este miércoles, el gobierno brasileño anunció que 4.000 galenos cubanos llegarán al país para cubrir las vacantes médicas en 701 ciudades del norte y el nordeste, las regiones más pobres de Brasil.

La Fenam denunció que los médicos cubanos contratados por Brasil con un salario de 10.000 reales (unos US$4.080), apenas cobrarán lo mismo que reciben en Cuba, por lo que el gobierno cubano se quedará con el resto del salario.

Las críticas de la Fenam se unen a varias entidades médicas brasileñas, que se posicionaron desde el inicio en contra de la propuesta del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff de traer médicos de otros países para cubrir las vacantes que hay en las áreas rurales y más remotas del país.

La Fenam afirmó que estudia denunciar el contrato de cooperación entre Brasil y Cuba ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y exigió que los profesionales de la medicina cubanos que llegan sean sometidos a los exámenes de calificación que se les pide a profesionales de otros países y a pruebas en las que demuestren que dominan el portugués.

El Consejo Federal de Medicina (CFM), colegio que reglamente la actividad profesional de los médicos en Brasil, también rechazó la decisión gubernametanl al considerar que se trata de una medida "electoral, irresponsable e irrespetuosa".