Las autoridades de Siria señalaron haber detenido a una ciudadana chilena que combatían en fuerzas rebeldes que se oponen al gobierno de Bashar Al Asad y exhibieron en la televisión local una entrevista de la mujer.

Según informó la agencia siria de noticias SANA, se trata de Gisel Carmona, quien fue arrestada luego que junto a su esposo tunecino Radwan Hamidi, apodado Abou Musáab, el que resultó abatido, cuando conducían un camión sin placas patentes “e intentaron arremeter contra un punto de control militar del ejército árabe sirio cerca de la fábrica de conservas en Edleb”.

Carmona, a quien las autoridades sirias tacharon como “terrorista”, señaló en la entrevista televisiva que es oriunda de Chile “y graduada de medicina en España, donde conoció a su esposo tunecino quien estudiaba Comunicaciones y Tecnología en la universidad del País Vasco”.

“Luego de casarnos nos fuimos a Túnez, donde mi marido pasaba gran parte de su tiempo revisando los sitios “yihadistas” en Internet y mantenía contactos con un tal Abdala Edris. Luego me convenció para acompañarle a Siria, con el propósito de “ayudar al pueblo sirio”, relata Carmona.

“Entramos a la región de al-Dana en Idleb y nos acompañaba un tal Abou Omar el Tunecino, allí nos quedamos unos días en una casa y mientras tanto mi marido iba a un campamento de entrenamiento… durante nuestra estancia allí conocimos a un tunecino llamado Abou Muthanna y a su mujer de origen marroquí. Todos juntos entramos luego al Monte al Turkman en Siria, a través de Antioquía”, agrega.

La mujer, que apareció hablando un castellano con acento árabe y subtitulada para en la entrevista, señaló que en el Monte Turkman, junto a su marido y las personas que le acompañaban, conocieron a individuos de Chechenia, Yemen, Marruecos, Túnez y otros países.

“Nos unimos al campamento checheno y luego nos mudamos al campamento de ‘Abou Sufian el Sirio’, en la aldea de Rabia en la campiña de Latakia. A mí me asignaron la tarea de tratar a las pacientes turcomanas y árabes”, afirmó.

Asimismo, de acuerdo con la agencia SANA, durante el sagrado mes de Ramadán pasado, “los terroristas atacaron aldeas en el campo de Latakia… eran de diferentes nacionalidades, algunos yemeníes, saudíes, alemanes, chechenos y tunecinos… Secuestraron a muchas mujeres y niños a quienes tomaron como rehenes… desconozco su paradero”.