El pasado 29 de julio una aeronave de origen paraguayo fue interceptaba por aviones de combate de la Fuerza Aérea Uruguaya por volar sin autorización. El diario El Acontecer (Durazno) informó que la avioneta ingresó a territorio nacional por Bella Unión a las 11:20 horas.

Al descender, el piloto de la aeronave se identificó como Juan Walberto Gómez, de 65 años aunque no tenía ninguna documentación que corroborara los datos que proporcionó a las autoridades uruguayas. Luego de enviar el registro de huellas dactilares a Paraguay, se pudo constatar que en realidad se trataba de Juan Domingo Viveros Cartes, tío del flamante presidente de Paraguay Horacio Cartes.

El hombre tiene un extenso prontuario de delitos vinculados al narcotráfico. Fue condenado a 17 años de prisión en Brasil y tiene una orden de captura vigente en Paraguay. Según medios paraguayos, Viveros Cartes también ofició como infiltrado en organizaciones nacotraficantes bajo órdenes de la DEA.

La Jueza Letrada de 1º Instancia de 1º Turno de Durazno, Dra. Mirtha Bobadilla, dispuso el procesamiento con prisión del tripulante la aeronave interceptada sobre espacio aéreo uruguayo y que fue obligada a descender en la Base Aérea Nº 2 de Santa Bernardina de Durazno.

Aunque no se encontraron drogas en el interior de la aeronave, los investigadores consideran que podrían tener alguna relación con la operación Wayra en la que fueron procesadas 12 personas y se encontraron 400 kilos de marihuana.