La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró este viernes "ilegal" el acuerdo de la Dirección General de Aviación Civil que brindó el permiso de ingreso al espacio aéreo costarricense de aeronaves militares de Estados Unidos el pasado mes de mayo.

Estas aeronaves formaban parte de la seguridad que acompañó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su visita a San José entre el 3 y 4 de mayo.

La resolución del tribunal constitucional recuerda que en Costa Rica el ingreso de tropas extranjeras requiere de la aprobación de la Asamblea Legislativa, por lo que las naves armadas que acompañaron a Obama no podían entrar sin este permiso.

La Sala considera que la decisión de la entidad gubernamental costarricense de dar este permiso por su cuenta "lesionó el derecho a la paz del pueblo costarricense", que no tiene fuerzas armadas desde 1948.

"La Sala Constitucional reconoció la tradición civilista y la vocación profundamente pacifista del pueblo costarricense. De esa manera enuncia el derecho fundamental a la paz, derecho que puede ser defendido por cualquier persona, por cuanto el derecho lo tiene toda la comunidad", señala el comunicado difundido este viernes.