El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este martes que "no tiene síntomas" de estar infectado con el nuevo coronavirus y que por ello no se ha sometido a ninguna prueba, después de haber tenido contacto con varios congresistas que actualmente están en cuarentena.

"No creo que sea algo serio. Lo haría", ha dicho, sobre la posibilidad de someterse a la prueba. Sin embargo, ha resaltado que "no cree que haya ningún motivo" para ello.

"Me siento extremadamente bien. Me siento muy bien, aunque creo que no es algo serio someterse a la prueba y es algo que haría", ha agregado, en declaraciones a la prensa.

Así, ha detallado que ha hablado con el médico de la Casa Blanca, a quien ha descrito como una persona "talentosa", y ha apuntado que el especialista "no ve motivos" para que se haga la prueba.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, subrayó el lunes que Trump "mantiene una salud excelente y su médico continuará supervisándole de manera cercana".

"No hay síntomas. No hay nada", ha manifestado. "¿Saben qué? De haberlos, seríais los primeros en saberlo. Incluso me lo habríais dicho", ha indicado a los periodistas presentes.

La portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, subrayó el lunes que Trump "mantiene una salud excelente y su médico continuará supervisándole de manera cercana".

"De acuerdo con las guías de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los profesionales médicos tienen que realizar las decisiones sobre las pruebas a pacientes según los síntomas y su exposición", señaló.

Varios de los congresistas que están actualmente en cuarentena por contacto con personas que han dado positivo por coronavirus han tenido contacto reciente con Trump, incluso llegando a estrecharle la mano, como es el caso del representante Doug Collins.