Bruselas. La Unión Europea (UE) estudia ya la contribución que podría ofrecer para hacer efectivo el plan para que que Siria ceda el control de su arsenal químico a la comunidad internacional, informó un portavoz comunitario.

"Estamos ya analizando posibles formas de implementar los planes e identificando contribuciones potenciales de la Unión Europea", indicó el portavoz comunitario de Exteriores, Michael Mann, en una rueda de prensa, en la que no quiso precisar qué tipo de fórmulas se analizan.

La UE, agregó, considerará sus propuestas en base al resultado de los "próximos desarrollos", principalmente de la reunión que mantienen este jueves en Ginebra el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

"Obviamente estamos mirando con mucha atención lo que pasa en Ginebra", dijo el portavoz.

Mann recordó que los Veintiocho apoyan los planes para poner las armas químicas sirias bajo control internacional de cara a su destrucción, así como que esa iniciativa se acompañe de una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que asegure su implementación.

Al mismo tiempo, la UE estima que "los planes sobre armas químicas no traerán por sí solos una solución a la situación sobre el terreno", por lo que, según el portavoz, seguirá pidiendo acción en el Consejo de Seguridad y apoyando los esfuerzos para organizar una conferencia de paz.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, urgió el miércoles en Estrasburgo (Francia) a aprovechar la oportunidad actual para hacer avanzar una solución política al conflicto sirio.