Puerto España. El primer ministro Patrick Manning fue derrotado este lunes en las elecciones generales de Trinidad y Tobago por una coalición de partidos de oposición, que de acuerdo a resultados preliminares ganó al menos 27 de los 41 escaños en el Parlamento.

De esta manera, la ex fiscal general Kamla Persad-Bissessar se transformó en la primera mujer que ocupa el cargo de primer ministro en la nación caribeña, rica en recursos energéticos.

Persad-Bissessar lidera el partido Congreso Nacional Unido (UNC por sus siglas en inglés), que organizó una coalición para desalojar del poder al Movimiento Nacional Popular de Manning.

Manning aceptó la derrota luego de una elección en cuya campaña previa sufrió acusaciones de mala administración de los fondos estatales y de gastar cifras exorbitantes para la construcción de edificios públicos, acusaciones que negó.

"Asumo la responsabilidad total", declaró Manning. "Hemos perdido y lo hemos aceptado", agregó.

Manning convocó a elecciones adelantadas a mitad de su mandato de cinco años para abortar una moción de censura en su contra presentada por la oposición.

La coalición liderada por UNC obtuvo el derecho a formar gobierno para los próximos cinco años.

Manning, de 64 años, ha gobernado el país durante 13 de los últimos 17 años, y sus mayores logros como primer ministro incluyen la reducción de la pobreza y atraer inversiones por miles de millones de dólares para el sector petroquímico trinitense.

El país es el mayor exportador de gas natural líquido a Estados Unidos. El cambio de gobierno no produciría ningún cambio significativo en la política energética.