Tegucigalpa, EFE. Centenares de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y de educación media protestaron este miércoles frente al Parlamento en Tegucigalpa contra un anteproyecto de Ley de Educación Superior del que aún no ha trascendido su contenido.

Uno de los manifestantes, con el rostro cubierto, "por temor a represalias", dijo a Efe que han tenido acceso al anteproyecto de ley y que en algunos de sus artículos "atenta contra la autonomía", aunque no precisó detalles.

Agregó que las protestas, que iniciaron el martes frente a la universidad, al oriente de la capital, continuarán, no solamente en Tegucigalpa, sino en otros centros regionales de la UNAH, cuya rectora es Julieta Castellanos.

Otro manifestante, que se identificó como Fabricio Sandoval y dijo ser miembro del Movimiento Amplio Universitario (MAU), indicó a Efe que protestan "porque quieren privatizar la educación superior".

Señaló, además, que ellos quieren que "una nueva ley de educación superior sea consensuada con padres de familia, estudiantes y autoridades" y que se oponen a que "universidades privadas pretendan regular la educación superior en Honduras", lo que hasta ahora es potestad de la UNAH.

La rectora Castellanos dijo a medios locales de prensa que sindicalistas y pensionados de la UNAH son los que estarían promoviendo las movilizaciones de una minoría en la máxima casa de estudios del país centroamericano.

Añadió que muchos de los manifestantes son estudiantes de educación media.

Los manifestantes marcharon por varias calles de la capital hondureña portando mantas y pancartas con mensajes en contra de lo que consideran que atenta contra los intereses de la universidad y los estudiantes en general.

La seguridad en la sede del poder legislativo hondureño fue redoblada por elementos de la Policía Nacional, para evitar eventuales hechos violentos, como el que se registró el martes, cuando decenas de manifestantes protestaron frente a la UNAH y se enfrentaron con las fuerzas del orden.

La protesta del martes, en la que los manifestantes lanzaron piedras a los policías, fue disuelta con gas lacrimógeno.

Hoy, los manifestantes quemaron neumáticos frente al Parlamento, pero los policías no intervinieron contra los estudiantes.