El presidente Álvaro Uribe, dijo en su mensaje de Año Nuevo que Estados Unidos debe tener en cuenta los logros del país en seguridad y derechos humanos y apoyar el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambas naciones, al que le falta la aprobación del Congreso estadounidense.

"Los Estados Unidos deben reconocer los esfuerzos que nosotros hacemos: somos el país líder en la lucha contra el narcotráfico, hemos tenido que librar la más intensa batalla contra el terrorismo, y lo hacemos con vigilancia de la comunidad internacional", señaló Uribe.

El mandatario agregó: "nuestro problema con el terrorismo ha sido tan grave que habríamos podido seguir el mal ejemplo de otros: cerrarnos a la vigilancia internacional, darle la espalda a los derechos humanos. No hemos hecho ni lo uno ni lo otro".

Reiteró que su gobierno tiene compromiso con el respeto de los derechos humanos pues "derechos humanos y eficacia constituyen el dúo sobre el cual reposa la confianza y la credibilidad en una política de seguridad".

También le pidió a Estados Unidos disipar la duda de por qué ese país firma TLC con otros países de América Latina y no con Colombia.

De todos modos, Uribe se mostró confiado en que ya que el Congreso de Estados Unidos aprobó la ley de la reforma a la salud, le de prioridad a la ratificación del TCL con Colombia.

"Estos valores democráticos los debe reconocer la comunidad internacional. Por eso aspiramos que rápidamente el Congreso de Estados Unidos ratifique el acuerdo con Colombia".

El Tratado, suscrito en noviembre del 2006, permanece estancado en el Congreso debido al reclamo de la oposición demócrata de que el Gobierno de Colombia no muestra grandes logros en materia laboral y de derechos humanos.

Por otro lado, el presidente Uribe destacó que gracias a la seguridad que ofrece el país, la inversión extranjera directa en este año estará sobre los US$9.000 millones.

Explicó que hasta hace unos años la cifra era inferior en cerca de US$7.000 millones, y que el incremento del indicador es producto del trabajo y el sacrificio de los miembros de la Fuerza Pública.

En su mensaje de Año Nuevo al país, transmitido desde unas instalaciones militares en La Guajira, fronterizo con Venezuela, Uribe también reiteró el pedido a la fuerza pública para que en 2010, sean derrotadas todas las organizaciones de delincuentes que hay en Colombia.

"El año 2010 tenemos que avanzar muchísimo más. No podemos ocultar las preocupaciones por los asesinatos de bandas criminales en Medellín, en Cali, en Córdoba, en otras regiones de Colombia. Nuestro propósito, con toda la determinación, tiene que ser derrotarlos a todos", detalló.