Montevideo. El ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, repasó este lunes las gestiones realizadas en Bolivia, tendientes a facilitarle la salida al mar al país del altiplano.

En declaraciones a la radio El Espectador, el canciller mencionó que en la reciente visita a Bolivia se fijaron las bases y se replanteó el tema.

Remarcó, sin embargo, que la salida de Bolivia al mar es un asunto que no debe manejarse bilateralmente, sino que requiere una atención regional.

En tal sentido, Almagro indicó que en los próximos días Uruguay gestionará una reunión trilateral con Argentina y posteriormente una con Paraguay.

El canciller comentó que Bolivia tiene toda disposición para operar en los puertos de Uruguay pero “hay que resolver temas prácticos que involucran a toda la región”.

“Tenemos un puerto muy fuerte de aguas profundas en la región y eso puede impulsar el crecimiento de otros puertos. El de San Pablo no elimina los puertos más chicos de la región sino que los potencia”, dijo.

Gas boliviano. La salida al mar de Bolivia fue uno de los temas fuertes de la agenda que analizó el presidente Mujica con su par de Bolivia, Evo Morales, en su reciente visita.

El presidente declaró a la prensa que la prioridad de Uruguay es acceder al gas boliviano. "Lo más urgente es tener acceso al gas boliviano. Esto significa la participación de Argentina en esta política", dijo Mujica.

Mujica dijo que a cambio "nosotros le hemos ofrecido a Bolivia la salida al (océano) Atlántico", a través de los puertos de Nueva Palmira y Montevideo, para subsanar su falta de acceso al mar, después de que perdió su costa en 1879 a manos de Chile.