Montevideo. Los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú dijeron este domingo estar molestos por la decisión del presidente uruguayo, José Mujica, de postergar un encuentro para tratar la situación por la pastera UPM Botnia en Fray Bentos.

El mandatario expresó este viernes en Bolivia que iba a esperar a que saliera el fallo de la corte internacional de La Haya para después, posiblemente, reunirse con los piqueteros.

“Tengo que ir al litoral, por la Expoactiva y otras cosas domésticas de Uruguay. Espero que para abril estén las novedades de La Haya y ahí veremos”, expresó.

La determinación de Mujica cayó mal a los asambleístas. “Lamentablemente, ya comprobamos que Mujica no tiene palabra, igual que (el ex presidente) Tabaré (Vázquez)”, expresó el ambientalista Jorge Fritzler a la agencia argentina DyN.

“Parece mentira que un hombre de 74 años, que luchó toda su vida para llegar en forma legítima al poder, no haya aprendido que los problemas se solucionan cuando uno los enfrenta, no cuando uno los elude”, agregó.

Fritzler dijo también creer que a Mujica “no lo dejaron” reunirse con los asambleístas, lo que “deja al descubierto su poca gobernabilidad”.

“Con la posibilidad de un diálogo, estábamos ante un buen comienzo, pero seguramente Mujica se dio cuenta de que los argumentos de la Asamblea de Gualeguaychú eran más fuertes que los suyos”, comentó.

Por su parte, Martín Alazard, otro de los asambleístas, manifestó que “es más de lo mismo” y que le pareció “de poca seriedad” lo acontecido. "Nuestra lucha es por preservar la salud de los argentinos y también de los uruguayos que vivimos sobre el río Uruguay", remarcó.

Pese a todo, Alazard destacó que “hay algo positivo, ya que Mujica nos llamó ambientalistas y no piqueteros, lo que es un avance”.