Montevideo. El embajador argentino en Uruguay, Hernán Patiño Mayer, renunció a su cargo el pasado 3 de diciembre y esta semana fue notificada la aceptación del gobierno de Cristina Fernández.

“Presenté mi renuncia cuatro días después de que ganara (José) Mujica” las elecciones, dijo este miércoles a Observa el diplomático argentino, que se desempeñó como embajador en Uruguay durante ocho años.

Patiño Mayer explicó que su renuncia fue presentada “hace más de un mes” e hizo énfasis en que la misma es “indeclinable”.

El diplomático agregó que esta resolución “nada tiene que ver” con la polémica suscitada esta semana a raíz de una columna publica en el semanario argentino Perfil, donde elogia al presidente electo, José Mujica.

Según indica un decreto publicado este miércoles en el Boletín Oficial de Argentina, la presidenta Cristina Fernández aceptó la dimisión del embajador en Uruguay.

“El mencionado funcionario presentó su renuncia indeclinable al cargo de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República en la República Oriental del Uruguay el día tres de diciembre de 2009”, consigna la nota.

Por este motivo, “resulta necesario disponer su traslado a la República cesando en sus funciones al día siguiente de su llegada”, indica el documento.

Reclamo nacionalista. La salida de Patiño Mayer se dio a conocer luego de que el Partido Nacional solicitara al canciller uruguayo, Pedro Vaz, la renuncia del embajador.

"No se puede vincular mi renuncia con ese tema, sería ridículo”, dijo el diplomático.

Sobre el pedido de renuncia realizado por el Partido Nacional en la jornada del martes al canciller Vaz, Patiño Mayer dijo que la misma “carece de todo sentido”.

El diplomático tiene pensado realizar una conferencia de prensa en los próximos días donde presentará un balance de su gestión.

“No me iré en silencio luego de trabajar durante ocho años en este hermoso país”, remarcó.