Montevideo. El presidente electo de Uruguay, José Mujica, y el gobernador de la provincia argentina de Entre Ríos, Sergio Urribarri, se entrevistaron este sábado en Tacuarembó, con el objetivo de crear un clima de negociación para destrabar el conflicto binacional por Botnia.

Otros temas, como turismo, intercambio de experiencias en diversos ámbitos profesionales y el Mercosur, estuvieron presentes en la charla.

Urrubarri, que ingresó a Uruguay por Salto, le obsequió al presidente electo un mate y una bandera entrerriana.

Mujica, por su parte, le regaló un cuadro del artista plástico Wilmar López, conocido por sus cuadros representando guauchos que son el sello distintivo de la Fiesta de la Patria Gaucha, tradicional de Tacuarembó.

Antes del encuentro, Urribarri opinó en declaración a Radio 10 de Argentina que lo importante de la instancia “son las ganas y el optimismo para acercar las relaciones".

El gobernador entrerriano manifestó que tenía expectativas de “recomponer” la relación entre Uruguay y Argentina, la que recordó tienen “una historia de dos siglos”.

"Tenemos que plantearnos qué estamos haciendo bien y qué estamos haciendo mal. Mientras el tema se está resolviendo en La Haya nosotros debemos mostrar madurez y no empeorar las cosas", agregó Urribarri.