Montevideo. “Me parece mentira que hayan transcurrido cinco años de gobierno”, reflexionó el presidente Tabaré Vázquez, recién llegado de México y a pocos días de finalizar su mandato. “Me voy, sin nostalgia y sin euforia”, indicó.

Ante un completo auditorio en la Torre Ejecutiva, Vázquez, distendido y con buen humor, tomó tiempo para presentar consideraciones personales y responder preguntas de la prensa.

Tal es así que en la instancia -organizada a propósito de la presentación del libro “Uruguay ser en el mundo”-, el presidente saliente reflexionó sobre su administración de gobierno y sobre sus planes de futuro.

Cuando entregue la banda, el presidente dijo que abrazará a su esposa, María Auxiliadora Delgado, y que luego concurrirá a varias jornadas científicas y académicas a las que ha sido invitado en diversos países como Argentina, Panamá o Marruecos.

Vázquez dijo que le parece “excelente” la negociación que inició José Mujica con la oposición para la integración de los organismos públicos y la renovación de los organismos de contralor. Reconoció al respecto que él no tuvo éxito.

“Sería bueno lograr cambios en los organismos de contralor, cosa que no pudimos hacer nosotros. No tuve éxito en el diálogo con la oposición. Estoy seguro que ahora se va a avanzar mucho. Le auguro éxito a mi compañero Mujica en su gestión”, agregó.

Vázquez ha mantenido una política de comunicación parca durante su gestión de gobierno. Sus intervenciones públicas fueron moderadas y en varias ocasiones, como este martes, citó unas consideraciones del ex presidente de Francia, Francois Miterrand, sobre el rol de un mandatario al momento de expresar sus opiniones.

El presidente recuerda que hace muchos años escuchó una entrevista realizada al mandatario francés en la que un periodista le preguntó cuáles eran sus razones para mantener tan parca actitud a la hora de hablar con la prensa. Vázquez hizo propios aquellos conceptos y este martes recordó las palabras ya antes dichas por él mismo: “Cuando habla Miterrand habla el país. Cuando habla un presidente, habla el país”.

Pasando raya. Atendiendo esa política, pero con un pie en el cambio de mando, Vázquez respondió abiertamente preguntas de la prensa este martes en la Torre Ejecutiva.

Consultado por una posible postulación a la Presidencia en 2014 Vázquez dijo que en cinco años pasan muchas cosas. “Las circunstancias políticas y la biología en su tiempo dirán cuál será nuestra opción”, remarcó.

Sobre las relaciones con Argentina y el conflicto binacional por la instalación de Botnia en Fray Bentos, dijo que “Uruguay tomó el camino correcto por la defensa de la soberanía”. Se mostró confiado en que se alcanzará un acuerdo y recordó que es importante esperar el dictamen de la Corte Internacional de Justicia en La Haya. “Lo positivo es que se mantiene el relacionamiento entre los países”, acotó.

El presidente saliente fue consultado también por temas de actualidad como lo es el financiamiento del acto de cambio de mando del próximo 1  de marzo. En tal sentido dijo claramente que “el acto oficial está pago por el Estado uruguayo”. Bromeó sin embargo que para la fiesta posterior que se prepara le gustaría “poner unos pesitos” para que cantara la murga Los diablos verdes, de la que es confeso seguidor.