Caracas, Xinhua. El canciller de Venezuela, Elías Jaua, convocó este jueves a los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), a denunciar a Estados Unidos, en el marco de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), por obstaculizar la participación de esas naciones en el foro mundial.

El canciller venezolano Elías Jaua informó que este jueves sostendrá una reunión en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) con sus aliados de la ALBA para fijar una posición conjunta sobre las dificultades y "permanente acoso" provocado por el gobierno estadounidense.

"La delegación venezolana que se encuentra en Estados Unidos no lo hace en calidad de visita oficial, sino para concurrir a la 68 Asamblea General de la ONU", precisó Jaua en declaraciones a Venezolana de Televisión (VTV).

"Hay un acta constitutiva de ese organismo que le da los privilegios e inmunidades a todos los jefes de Estado y los servidores públicos que vengan a reuniones en la sede de las Naciones Unidas", agregó.

Mencionó que el presidente Nicolás Maduro denunció la víspera un conjunto de circunstancias que, aunque posteriormente fueron superadas, complicaron la asistencia del mandatario venezolano a la asamblea de la ONU.

Citó que Estados Unidos prohibió al avión presidencial que llevaba a Maduro sobrevolar el espacio aéreo de Puerto Rico en la ruta para continuar su viaje a China.

Jaua, quien representará a Venezuela en la Asamblea General de la ONU, también comentó los intentos de someter a interrogatorios a funcionarios venezolanos para otorgarles visas.

"Estas trabas serán planteadas ante la comisión que se encarga de estos temas en la ONU, a la que se entregará un expediente sobre los asuntos referidos", dijo Jaua.

El miércoles, el presidente Maduro informó en cadena nacional que dos provocaciones gestadas en su contra y que pudieron poner en riesgo su vida, motivaron la suspensión de su viaje a Estados Unidos para participar en la Asamblea de la ONU.

"Hubo dos provocaciones, una más grave que la otra. Pareciera imposible creer que (Barack) Obama esté informado de estas situaciones y deje que se den en sus propias narices", condenó el mandatario venezolano.

"Decidí suspender el viaje a Nueva York y viajar hasta Caracas para cumplir un objetivo máximo que yo debo cumplir: ustedes (los venezolanos) lo saben. Preservar mi integridad física, mi vida, y el honor de los venezolanos".

Maduro denunció que esas situaciones que intentó provocar el gobierno de Estados Unidos pudieron desestabilizar el orden institucional de Venezuela en Nueva York y dar inicio a una campaña internacional.

Aseguró que detrás de esos planes estaban los altos funcionarios estadounidenses Otto Reich y Roger Noriega, quienes en anteriores oportunidades fueron señalados por el fallecido presidente Hugo Chávez de conspirar contra Venezuela.