Caracas, EFE. Venezuela aguarda acontecimientos después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara su disposición a dar asilo humanitario al ex técnico de la CIA Edward Snowden, buscado por EE.UU. y quien permanece en Moscú desde el pasado 23 de junio.

A la espera de que Snowden se pronuncie sobre su ofrecimiento de este viernes a última hora, el mandatario venezolano confirmó este sábado su ofrecimiento.

"Ratifico el espíritu humanitario de conceder el asilo al joven estadounidense Snowden para protegerlo de la persecución mundial del imperio", escribió en la red social Twitter desde Trinidad y Tobago, adonde viajó este mismo sábado para participar en una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom).

Maduro ofreció este viernes "asilo humanitario" a Snowden luego de acusar a Estados Unidos de "desatar la locura" y la "persecución", tras los incidentes sufridos esta semana en el viaje de regreso a su país por el gobernante boliviano, Evo Morales.

El presidente de Bolivia dijo este sábado mismo que en "protesta" contra los países europeos que impidieron el tránsito de su avión bajo sospechas de que a bordo iba el ex técnico de la CIA, decidió que le dará asilo si se lo pide, y en el mismo sentido se pronunció ayer el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega.

Entre las voces que al interior de Venezuela han fijado posición sobre el asilo humanitario ofrecido por Maduro destacó este sábado la del ministro de Agricultura, Iván Gil, quien llamó "compañero" al estadounidense en un reunión con campesinos del suroeste venezolano que Maduro anunció que visitará desde el próximo lunes.

El portal WikiLeaks ha dicho que Snowden ya ha pedido asilo en 27 países, entre ellos precisamente Bolivia, Nicaragua y Venezuela.

Maduro dijo que se decantó por ofrecerle el asilo humanitario debido a la "persecución que se ha desatado del más poderoso imperio del mundo contra un joven que lo que ha hecho es decir la verdad".

El estadounidense, de 30 años, destapó una trama de espionaje masivo de las comunicaciones telefónicas y en internet por los servicios secretos de EE.UU., y ha rechazado someterse a la Justicia de su país, donde ha sido tachado de traidor.

Entre las voces que al interior de Venezuela han fijado posición sobre el asilo humanitario ofrecido por Maduro destacó este sábado la del ministro de Agricultura, Iván Gil, quien llamó "compañero" al estadounidense en un reunión con campesinos del suroeste venezolano que Maduro anunció que visitará desde el próximo lunes.

"Esta asamblea también respalda la decisión del presidente Nicolás Maduro de ofrecerle asilo humanitario al compañero Snowden, exfuncionario de la CIA y quien es ahora un perseguido, un criminalizado", dijo Gil en el acto transmitido por el canal VTV de la televisión estatal.

El vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, explicó luego a VTV que Maduro hizo el ofrecimiento a Snowden porque el suyo es un gobierno "humanista que cree en la verdad y lo que ha hecho este muchacho es dar a conocer la verdad".

Además, añadió Arreaza, Maduro hubiera actuado igual si los países europeos que dificultaron el vuelo de Morales, un estrecho aliado de Venezuela, hubieran hecho lo mismo a presidentes de la región de distinto signo ideológico.

"Pudo haber sido (el presidente colombiano Juan Manuel) Santos, el presidente de Chile (Sebastián Piñera) o (el de México) Enrique Peña Nieto que da igual, porque no vamos a permitir que a ninguno se les violente sus derechos", insistió Arreza.

Del lado opositor, Henrique Capriles, ex candidato presidencial derrotado oficialmente por Maduro en los comicios del 14 de abril pasado, aprovechó la coyuntura para volver a aludir al fraude que denuncia en su contra.

"Nicolás: con el asilo no tapas internacionalmente que te robaste las elecciones, ni eso te da legitimidad, ni hace que la gente se olvide", escribió en su cuenta en la red Twitter.

Al respecto, y siempre desde Trinidad y Tobago y asimismo por Twitter, Maduro dijo que "la derecha se arrastra al apoyar la persecución del joven Snowden por parte del imperio que la financia" y que por ello es "triste" el papel que "los ponen a jugar".

Inicialmente, y tras escuchar a Maduro, Capriles escribió este viernes a última hora en la misma red social: "El espurio de Miraflores seguro pensó que generando un escándalo con el tema del asilo tapará el desastre de Gobierno que hay".

El alcalde de Caracas y también líder opositor, Antonio Ledezma, también acudió este sábado a Twitter para comentar el tema.

"Maduro le echa tierrita en los ojos a este pueblo con el tema del asilo, porque cree que así no verá los verdaderos problemas del PAIS" y "el truco de los jefes Cubanos es montar el circo 'peleando' con el imperio mientras destrozan a Venezuela", sostuvo.

También el internacionalista y diplomático Eloy Torres se refirió a la oferta de Maduro y alertó que se contradice con su decisión de "componer las muy maltrechas relaciones" con Estados Unidos, país que compra buena parte de los 2,5 millones de barriles que Venezuela exporta diariamente.

"¿Qué sentido tiene inmiscuirnos en un asunto que no tiene ningún interés para nosotros?", se preguntó Torres en declaraciones a periodistas.

Asilando a Snowden, Venezuela se colocará "en una situación de incomodidad con nuestro principal comprador de petróleo"; es decir, remató Torres, "más que osadía" el ofrecimiento de asilo al ex agente de la CIA "es una estupidez".