Caracas. Un prominente líder regional del chavismo renunció al oficialista PSUV tras cuestionar al partido político y al propio presidente Hugo Chávez, poniendo en evidencia discrepancias internas a pocos meses de unos comicios legislativos en Venezuela.

El gobernador del estado Lara, Henri Falcón, divulgó este lunes en la prensa una carta dirigida al presidente en la que se quejó por la falta de un "espacio" de diálogo entre el mandatario y los funcionarios para abordar asuntos derivados de sus competencias.

"La relación entre un Jefe de Estado y los gobernadores y alcaldes no puede limitarse a la emisión de instrucciones u órdenes sin la mínima oportunidad de que podamos confrontar puntos de vista, analizar los pros y los contras de determinadas iniciativas y revisar o revocar decisiones que, luego de su ejecución, resultan dañinas o inconvenientes al interés de la región o del país", dice la carta.

Hace pocos días, el gobernador se reunió con representantes de Empresas Polar, el mayor grupo de alimentos y bebidas del país, para analizar una orden de Chávez de expropiarle unos galpones en el occidental estado Falcón. El presidente amenazó el viernes tomar medidas contra toda la empresa.

Falcón también estuvo en el centro de las críticas hace unas semanas por reunirse con estudiantes opositores mientras diversas protestas y marchas estudiantiles sucedían en varias zonas del país en contra de la gestión del Gobierno socialista, que a su vez había pedido reprimirlas.

El presidente está enfrentando una baja en su popularidad debido a los cortes en los servicio de luz y agua, además de la alta inflación y la inseguridad, que cobra la vida de miles de venezolanos cada año.

A fines de 2009, Chávez aconsejó al gobernador -durante su programa dominical de radio y televisión- que no se dejara convencer por la oposición para enfrentarlo como candidato presidencial en 2012.

El gobernador estatal criticó en su misiva al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que el propio Chávez fundó y preside, afirmando que la organización "ha sido minada por la burocracia, la ausencia de discusión, el clientelismo, el grupalismo y un mal entendido concepto de lealtad".

Argumentando que como el cuadro es "inmodificable" pasará a las filas de otra organización aliada del gobierno el Partido Patria para Todos (PPT), a la que Chávez ha criticado en algunas ocasiones durante sus 11 años de gobierno.

Falcón, quien ganó la Gobernación en 2008 con 73% de los votos, dijo que el proyecto socialista "no debe reproducir el esquema vertical y de ausencia de debate libre y abierto que llevó a otras experiencias socialistas a su desaparición o a su deformación".

El politólogo Ricardo Sucre dijo que la renuncia de Falcón al PSUV "pone al descubierto que una cierta opinión crítica que existía en el gobierno y que comienza a tomar una expresión pública", citado por la página web del diario El Universal.

Falcón fue expulsado del PSUV en 2008 por anunciar su candidatura antes de que el partido designara a sus postulados a las elecciones de gobernadores, pero Chávez lo devolvió a las filas ante la evidencia que ganaría el puesto incluso sin el apoyo de gobierno.