Caracas, Xinhua. La fiscal general de la República Bolivariana de Venezuela, Luisa Ortega, propuso este jueves la creación de la Corte Latinoamericana de Derechos Humanos, ante la salida de Venezuela de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

El gobierno venezolano ratificó su decisión de retirarse del organismo creado por la Organización de Estados Americanos (OEA), tras cumplirse el miércoles un año de que el entonces presidente Hugo Chávez solicitó su retiro de la CIDH.

Durante la transmisión de su programa radiofónico "En sintonía con el Ministerio Público", Ortega desmintió que los venezolanos hayan quedado desprotegidos por el retiro de Venezuela de la CIDH, como afirman sectores de la oposición de derecha.

"En Venezuela se respetan los derechos humanos; además existen amplios mecanismos que ofrece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", afirmó.

Ortega propuso que esa Corte Latinoamericana de Derechos Humanos tenga la potestad para enjuiciar a personas que en nombre de la Casa Blanca, Pentágono y del gobierno de Estados Unidos, invaden países y torturan.

Señaló, incluso, que cualquier ciudadano venezolano que considere que se le irrespetaron sus derechos puede acudir al Ministerio Público, donde encontrará la debida asistencia jurídica.

La fiscal criticó a los sectores opositores que denuncian que los venezolanos se quedaron sin protección, al indicar que tal posición es despreciar las instituciones del Estado venezolano como garantes de la legalidad y los derechos de los ciudadanos.

Luisa Ortega propuso que esa Corte Latinoamericana de Derechos Humanos tenga la potestad para enjuiciar a personas que en nombre de la Casa Blanca, Pentágono y del gobierno de Estados Unidos, invaden países y torturan.

La fiscal general de Venezuela recordó que durante la invasión de Estados Unidos a Irak murieron 134.000 personas entre civiles, mujeres y niños.