Caracas. El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizález, informó este martes que el gobierno tiene pruebas concretas de la violación de su espacio aéreo por parte de aviones espías estadounidenses.

''El 17 de mayo de 2009 un avión de guerra estadounidense despegó de Curazao, violó nuestro espacio aéreo y una zona de exclusión de vuelo como lo es la Base Aérea de La Orchila'', señaló Carrizales, durante el acto de zarpe del Buque Escuela Alfa Bravo Simón Bolívar Bravo Eco 11 rumbo a Brasil.

El vicepresidente detalló que el gobierno posee en su poder las trazas de vuelo para demostrar que sí se utiliza Curazao para violar la soberanía nacional y además “las conversaciones de la torre de control con el avión donde se le preguntó si tenían autorización para sobrevolar la zona y pidiéndole los motivos de incursión”, publicó la Agencia Bolivariana de Noticias.

Carrizález ya había señalado que que si bien ''el Estado venezolano tiene una tradición de paz que se ha mantenido a lo largo del tiempo, Venezuela no permitirá que su soberanía, su territorio sea afectado por acciones impunes de otras naciones''.

La información viene a ratificar la denuncia hecha por el presidente Chávez semanas atrás, donde aseguró que su país sufriría el acoso del ''imperio” al tiempo que ordenó disparar en contra cualquier aeronave que no tuviera la autorización para volar sobre territorio venezolano. “He ordenado derribarlo'', señaló Chávez.