Caracas, Xinhua.  Venezuela y España ratificaron este viernes sus nexos diplomáticos durante un almuerzo que dio el ministro de Relaciones Exteriores, José Manuel García-Margallo, a su colega venezolano Elías Jaua, en Madrid, donde ratificaron las "relaciones de respeto" entre ambos países.

Jaua llegó este viernes procedente de Ginebra, Suiza, al Palacio de Viana en Madrid, residencia oficial del ministro de Relaciones Exteriores español, donde ambos jefes diplomáticos hablaron también de relaciones económicas.

"Fue una reunión muy cordial, un almuerzo ofrecido por el canciller García-Margallo, donde abordamos varios aspectos de la relación entre Venezuela y España", dijo Jaua al finalizar el encuentro en declaraciones difundidas por el gobierno venezolano.

Jaua calificó de "positivo" el encuentro con su colega español, e informó que el próximo 17 de julio representantes de ambos gobiernos sostendrán una reunión de la Comisión mixta bilateral para tratar asuntos económicos, inversión, transferencia tecnológica y energética.

Luego del encuentro con García-Margallo, Jaua se reunió con representantes de 14 empresas españolas, como Telefónica, Air Europa, Repsol, Bilbao Vizcaya (Banco Provincial en Venezuela).

Jaua dijo que a los empresarios españoles les transmitió el mensaje del presidente venezolano Nicolás Maduro sobre el camino que lleva Venezuela hacia un modelo político y económico socialista.

En ese modelo "existe un espacio para el sector privado, nacional e internacional, en el marco de reglas claras establecidas en nuestra Constitución, en las leyes, con respeto a los intereses nacionales de Venezuela y con respeto a los procesos políticos internos", agregó.

Antes de reunirse con García-Margallo y los empresarios, Jaua inauguró la Casa de la Diversidad Cultural de Venezuela en Madrid.

El encuentro entre Jaua y García-Margallo se produce luego del incidente diplomático en que el gobierno de España desconoció los resultados de los comicios presidenciales venezolanos del pasado 14 de abril.

Dos días después de las presidenciales, el gobierno español rectificó su posición y reconoció el triunfo del presidente Maduro, heredero político del fallecido mandatario Hugo Chávez.

"España no tiene ningún conflicto con ningún Estado, tiene relaciones cordiales con todos ellos y especialmente cordiales con los países de la comunidad iberoamericana", dijo García-Margallo, cuyas declaraciones fueron difundidas por el gobierno venezolano.

El canciller venezolano llegó a Madrid procedente de Ginebra, Suiza, donde el jueves sostuvo un encuentro con la alta comisionada de la Oficina de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Jaua viajará el próximo domingo 16 a Roma, Italia, para acompañar al presidente Maduro al acto de reconocimiento de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) a Venezuela por los avances en la erradicación del hambre en la población.

El próximo lunes, Maduro será recibido en audiencia privada en El Vaticano por el papa Francisco, confirmó Jaua en declaraciones difundidas desde Madrid por la oficina de prensa de la cancillería venezolana.