Quito.- La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, renunció este martes al cargo en medio de duros cuestionamientos de varios sectores y luego de que el mandatario Lenín Moreno le retiró sus funciones.

Vicuña, quien asumió el cargo oficialmente en enero, enfrenta una investigación de la fiscalía por haber recibido transferencias de dinero a su cuenta personal entre el 2011 y 2013, cuando ocupaba una curul de legisladora de Alianza País (AP), el movimiento fundado por el expresidente Rafael Correa.

"Presento la renuncia a mi cargo, pues prefiero que él (Lenín Moreno) pueda contar con alguien más para que asuma definitivamente las grandes responsabilidades que me encargó", dijo Vicuña en una carta publicada el martes.

El mandatario le retiró en la víspera las funciones de vicepresidenta para que pueda defenderse de investigaciones de la fiscalía y la Asamblea Nacional.

La funcionaria horas antes pidió licencia sin sueldo hasta el 31 de diciembre para defenderse, pero la presión política la llevó a renunciar.

La funcionaria horas antes pidió licencia sin sueldo hasta el 31 de diciembre para defenderse, de lo que ha calificado han sido "calumnias" en su contra, pero la presión política la llevó a renunciar.

"El Presidente me ha retirado su cariño", añadió.

Vicuña reconoció la semana pasada la existencia de las transferencias, pero explicó que los montos que llegaban a su cuenta eran aportes voluntarios de militantes para una organización política aliada de AP y no pagos para obtener ascensos de cargo, como sostiene la denuncia.