Asunción.- Por presuntas irregularidades en la ejecución de proyectos financiados con millonarios préstamos otorgados al Paraguay, organizaciones sociales denunciarán por lavado de dinero al Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Augusto Ríos Tonina, del Frente Ciudadano de Asunción, declaró que solamente para la construcción de alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento cloacal, en Asunción, y algunas ciudades del interior, fueron otorgados más de US$150 millones por el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, pero las obras nunca fueron realizadas, por lo que Asunción sigue tirando sus efluentes cloacales al río Paraguay, contaminando el ambiente.

Los funcionarios de estas entidades tenían que hacer un seguimiento de la ejecución de todos los proyectos, sin embargo, éstos no lo hicieron. Además, se calcula que 30% del total de los préstamos se destina a trabajos de consultoría hechos por empresas nacionales ligadas a parlamentarios.

Según lo publicado en ABC Digital, la inversión estimada para la construcción de una planta de tratamiento para la capital, con una capacidad de 1 metro cúbico (1.000 litros) por segundo, tendría un costo aproximado a los US$2 millones, lo que corresponde solo a 1,33% de los US$100 millones de préstamos otorgados por las dos instituciones crediticias internacionales a la Essap -entre 1995 y 2002-, para la construcción del alcantarillado sanitario y plantas de tratamiento de los deshechos cloacales, en la capital y algunas ciudades del área metropolitana y del interior.