La información fue revelada a Télam por Cecilia Goin, vocera del Comité Internacional de la Cruz Roja, que está trabajando en Nairobi en el operativo para colaborar tras el ataque al shopping de la capital keniata que dejó unos 72 muertos.

Goin explicó que tras el ataque se abrió una lista de “urgencia de búsqueda” para anotar a las personas que fueron denunciadas como desaparecidas por algún familiar.

Precisó que hay 61 personas anotadas en esa lista y que se desconoce cuántas de ellas pueden estar sepultadas bajo los escombros y cuántas pueden haber huido y estar perdidas por el shock nervioso.

Agregó que el colapso de una parte del centro comercial complicó las tareas de rescate, que por ese motivo "llevarán varios días más de los previstos".

Este jueves, otras dos potentes explosiones sacudieron el centro comercial durante las tareas de rescate lo que hizo recordar las declaraciones de los milicianos de Al Shabaab que el sábado anticiparon que el sufrimiento duraría mucho tiempo.

"¿Recuerdan Bombay? Va a ser una larga odisea", advirtió el grupo a través de una cuenta de Twitter, haciendo referencia a una toma de rehenes en 2010 en la ciudad india en la que murieron 166 personas.

Al ser consultada sobre si puede haber más explosivos en el lugar, la vocera de CICR dijo no poder confirmar la información pero que los rastrillajes "se están realizando con mucho cuidado y teniendo en cuenta todos los riesgos que se puedan presentar".

Goin, bahiense de 51 años, quien participó en peligrosas misiones humanitarias en Africa y Medio Oriente, expresó en la comunicación telefónica que con el correr de los días habrá más novedades.

"No hay información oficial. Es muy poco lo que se comunica", sostuvo la vocera, y agregó que equipos forenses de todo el mundo están trabajando en el lugar para poder identificar a los cadáveres en el menor tiempo posible.

El miedo persiste en Nairobi donde sus habitantes comenzaron a evitar los lugares muy concurridos.

“Fue un momento muy extremo, de impresión y miedo y las víctimas están shockeadas”, destacó Goin.

En ese sentido, precisó que 800 personas fueron atendidas en los centros de ayuda psicológica montados por la Cruz Roja y otras asociaciones tras la masacre.

Además, señaló que hay un equipo de 15 psicólogos de CICR a disposición de las autoridades en caso de que se requiera.

Por otro lado, celebró la solidaridad de las 11.000 personas que se acercaron a donar sangre tras el pedido realizado el sábado por el organismo.

El gobierno investiga si los atacantes de la milicia somalí Al Shabaab, que se atribuyó el ataque, accedieron previamente al shopping y ocultaron armas dentro del lugar.

El sábado pasado el grupo islamista tomó por asalto el exclusivo centro comercial Westgate en Nairobi, armado con granadas y rifles de asalto y comenzó a matar personas indiscriminadamente.

Los atacantes capturaron rehenes y mantuvieron enfrentamientos con policías y militares hasta este martes, cuando finalizó la toma con un saldo de al menos 72 muertos.

En un mensaje de audio difundido por un portal somalí (somalimemo.net), el jefe de Al Shabaab, Mukhtar Abu Zubeyr, amenazó con lanzar más ataques contra Kenia si mantiene sus tropas en el sur de Somalia.

Afirmó que el asalto al shopping fue en represalia por la entrada del Ejército keniano en el sur de Somalia en el 2011 para eliminar a su organización.