Me llamo YAMAUCHI Hiroshi, y he llegado el 1 de diciembre como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Japón en la República Argentina. Después de 32 años, es mi segunda misión en Argentina y, como dice el tango del gran maestro Astor Piazzolla, “Vuelvo al Sur”.

Así presentó en redes sociales la Embajada del Japón en Argentina, al nuevo Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Japón en Argentina, D. YAMAUCHI Hiroshi.

El sucesor del Embajador NAKAMAE Takahiro, posteó en @embajadorjpnargsu emoción por regresar a Argentina, cuando se desempeñó en 1990 como Segundo Secretario de la Sección de Política en la misma Embajada.

En su mensaje oficial recalcó la historia de amistad que une a ambos países, la cual el próximo año cumplirá 125 años: “Tras la pandemia, las relaciones entre Japón y Argentina se han reactivado a nivel político, económico y entre personas. En 2023, se celebrará el 125 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas. Este acontecimiento hará las veces de fuerza motora, para seguir esforzándonos en pos de un mayor despliegue del potencial de la relación entre Japón y Argentina”

Este acontecimiento hará las veces de fuerza motora, para seguir esforzándonos en pos de un mayor despliegue del potencial de la relación entre ambas naciones.

El Embajador YAMAUCHI ya presentó la copia de las cartas credenciales a la Directora Nacional de Ceremonial de la Unidad Gabinete de Asesores del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, María Jimena Rivero, el mismo día de su llegada al país, con quien mantuvo una grata reunión en la que conversaron sobre las relaciones que Argentina y Japón vienen desarrollando.

El diplomático, que viene de cumplir sus últimas funciones como Director General de Servicio de Inteligencia y Análisis del Ministerio de Asuntos Exteriores del Japón, expresó también su deseo de fortalecer la ya excelente relación bilateral, y comentó su agradecimiento a la comunidad de descendientes de japoneses en Argentina “por su aporte invalorable como puente de amistad que une a los dos pueblos. Los Nikkei forjaron las bases de esta amistad logrando un espacio de respeto y confianza en la sociedad argentina, y fomentando la cultura japonesa a través de sus quehaceres cotidianos. De la mano de la comunidad Nikkei, en la Embajada seguiremos esforzándonos para profundizar y desarrollar aún más las relaciones bilaterales.”