Tegucigalpa. El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, abandonará su país hacia República Dominicana el 27 de enero, cuando asuma el nuevo mandatario electo, dijo este jueves un portavoz del gobernante derrocado.

Zelaya, depuesto en un golpe militar el 28 de junio y expulsado del país, acabará con más de cuatro meses de refugio en la embajada de Brasil en Tegucigalpa - donde volvió clandestinamente- mientras enfrenta órdenes de arresto acusado de violar la Constitución.

Zelaya abandonará Honduras acogiéndose a un acuerdo firmado este miércoles en Santo Domingo entre el gobernante electo hondureño Porfirio Lobo y el presidente dominicano Leonel Fernández, mediante el cual se le otorgará un salvoconducto para viajar como huésped a República Dominicana.

"El 27 de enero se tiene la salida", dijo el asesor de Zelaya, Rasel Tomé en declaraciones a la emisora Radio Globo.

Rasel dijo que la salida de Zelaya de Honduras sería temporal y que el depuesto presidente planea volver al país centroamericano posteriormente.

"Ahora se plantea esta salida que no es una salida permanente, nosotros volvemos al país a continuar estos procesos junto al pueblo hondureño", agregó Rasel.

Zelaya fue derrocado por los militares cuando se disponía a celebrar una consulta popular que allanaría el camino hacia la reelección presidencial, que según detractores violaba la Constitución y planeaba utilizar para perpetuarse en el poder emulando a su aliado, el presidente venezolano Hugo Chávez.