India afronta su peor ola de calor en más de 50 años, con temperaturas de casi 44 grados centígrados que causaron la muerte de al menos 80 personas este mes, dijeron el domingo funcionarios.

El clima abrasador, que según funcionarios continuará sobre el norte, noroeste y centro de la India en las próximas 48 horas, también podría tener un impacto significativo en la producción de trigo, dijeron exportadores y asociaciones de molienda de harina.

Nueva Delhi registró el sábado una temperatura máxima de 43,7 grados Celsius, que presagia un verano boreal caluroso en los próximos dos meses en la capital y en otras partes del norte y este de la India.

La mayor temperatura en las últimas 24 horas fue de 47 grados centígrados en la ciudad de Ganganagar, en el estado de Rajasthan.

Las temperaturas de verano han sido entre 4 y 6 grados centígrados sobre lo normal en la mayor parte del norte y centro de la India desde marzo, dijeron funcionarios del clima.

En el estado oriental de Orissa, las autoridades decidieron cerrar escuelas a partir del próximo martes, anticipando el feriado anual de verano boreal.

Las autoridades dijeron que están investigando reportes de 53 muertes de diversas partes del estado.

"Se ha pedido a recaudadores de distrito que investiguen y eleven reportes de otras muertes", dijo Bhimsen Gochhayat, funcionario gubernamental.

Otras muertes fueron reportadas en el estado norteño de Uttar Pradesh y los estados del centro Madhya Pradesh.

Se espera que India produzca cerca de 82 millones de toneladas de trigo en el periodo 2009-10, pero podría haber una escasez de entre 1 y 1,5 millones de toneladas debido a la ola de calor, dijo Veena Sharma, secretaria general de la Federación de Molineros de Harina de Rueda de India.

"La mayor parte de la recolección ha terminado, pero habrá una leve escasez de entre 1 y 1,5 millones de toneladas debido a las extremas condiciones climáticas", declaró a Reuters.

India confía en una gigantesca cosecha de trigo para compensar una caída del 14,2 por ciento de la producción de arroz, el principal grano sembrado en verano, afectado el año pasado por el peor monzón en 37 años.