El gobierno argentino, por medio del ministerio de Ciencia y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), presentó un plan de incentivos para radicar investigadores en todo el territorio a fin de "federalizar"las capacidades científicas.

A través del portal informativo del Gobierno, el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET, Santiago Sacerdote dijo este sábado que "la idea es articular todos los esfuerzos para federalizar la investigación y fortalecer las capacidades en el territorio, a través de una propuesta especial con el Ministerio, la Agencia Nacional de Promoción, la Secretaría de Políticas Universitarias y el Consejo Interuniversitario Nacional".

La iniciativa contará con una línea de financiamiento de la Agencia para radicar doctores en las 50 universidades nacionales, con seis Centros de Investigación y Transferencia (CIT) como una de las herramientas, y otros incentivos.

"Con ese objetivo nacen los CIT, como un programa que busca llevar el Conicet a donde institucionalmente no está en la distribución geográfica, aunque haya investigadores en las universidades" de esos lugares, destacó Sacerdote.

El programa, según se informó, busca "fortalecer en todo el territorio nacional la presencia de investigadores, el 80% de los cuales está fundamentalmente en Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, La Plata, Córdoba, Mendoza y Tucumán".

"El programa de radicación activa abarca hoy lugares y temas que tienen sentido que se desarrollen a través de institutos orientados por actores locales", precisó Sacerdote.

En el CIT de la norteña provincia de Jujuy se estudia el Litio, la biología de altura y los cultivos andinos; en el de Comodoro Rivadavia(sur), la temática es el recurso energético mareomotriz; en Villa María, Córdoba (centro), el acento está puesto en el área productiva,con biomasa, lácteos y cerdos; en Santiago del Estero (noreste), en el desarrollo forestal y ganadero.

Los incentivos consisten en 100.000 pesos (US$18.150) para que los investigadores se radiquen; la posibilidad de iniciar un proyecto de investigación propio; un cargo en la universidad que lo recibe; y casa gestionada a través de las provincias.

"En los últimos diez años, el CONICET está creciendo a una tasa muy importante, del 10%, lo que implica que ingresen en 2013 a la carrera 720 investigadores a los que hay que darles condiciones para que se inserten, financiamiento, espacio edilicio", remarcó Sacerdote.