Washington. Bancos de desarrollo global instaron a una urgente respuesta internacional para ayudar a reconstruir Haití y dijeron que redirigirán fondos de proyectos existentes para esfuerzos de recuperación y reconstrucción.

El Banco Mundial (BM) dijo que proveerá US$100 millones en asistencia para Haití y dijo que analiza crear un fondo especial para que los donantes coordinen la entrega de ayuda.

La directora del banco para el área caribeña, Yvonne Tsikata, dijo que la entidad pronto enviará un equipo a Haití con otras agencias de la ONU para ayudar al gobierno a evaluar la magnitud del daño causada por el poderoso sismo.

Tsikata dijo que unos US$250.000 han sido destinados para esa evaluación. Adicionalmente, el prestamista para el sector privado del banco, la Corporación Financiera Internacional (CFI), está contactando a sus clientes en Haití para ayudar a la reconstrucción de las empresas.

El BM dijo que sus oficinas en un suburbio de la capital haitiana, Puerto Príncipe, fueron destruidas.

Tsikata dijo que al banco le gustaría comenzar la evaluación de necesidades tan pronto como sea posible, aún si el gobierno no está funcionando plenamente.

"En este punto estamos en una modalidad de búsqueda y recuperación y tendremos que dejar que eso siga su curso, y entonces en discusiones con el Gobierno decidiremos cuando será el momento más apropiado", dijo. "Nos gustaría ir allá tan pronto como sea posible", agregó.

Los US$100 millones se sumarán a los de 363 millones que el BM ha provisto a Haití desde 2005. Tsikata indicó que el banco también podría adaptar proyectos de desarrollo existentes en Haití para concentrarse en los esfuerzos de recuperación.

Tsikata sostuvo que los fondos podrían ser puestos a disposición como apoyo presupuestario para el Gobierno, una manera rápida para movilizar dinero en tiempos de necesidad.

"Este es un evento impactante y es crucial que la comunidad internacional apoye al pueblo haitiano en este momento crítico", dijo el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que se concentra en América Latina y el Caribe, redirigirá unos US$90 millones en fondos aún no desembolsados para Haití y espera aprobar hasta US$128 millones en nuevos subsidios para el país este año.

Horas después de que el poderoso sismo de magnitud 7,0 asolara el martes a Haití, el BID anunció la entrega de US$200.000 para Haití.

El presidente del BID, Luis Moreno, dijo que asistiría el jueves a una conferencia de donantes de la ONU sobre Haití y que se reuniría con funcionarios de gobiernos latinoamericanos en Washington más tarde en la semana.

El BID dijo que debería encontrar una base alternativa debido a que sus oficinas sufrieron graves daños.