Santa Domingo. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) adelantó el lunes un plan de asistencia al devastado Haití, que incluiría la condonación de la deuda bilateral ascendente a US$480 millones y donaciones y préstamos por otros US$444 millones.

Manuel Labrado, representante del BID en República Dominicana, hizo el anuncio poco antes de un encuentro de representantes de países europeos, América Latina, el Caribe, Estados Unidos y Canadá en Santo Domingo para coordinar una "Cumbre Mundial por Haití" tras el devastador terremoto de la semana pasada.

"Nuestra propuesta en este encuentro es un paquete de asistencia financiera para cooperar con los planes inmediatos de recuperación de Haití y hemos sido autorizados para plantear la condonación de la deuda que este país tiene actualmente con el BID", dijo Labrado.

Al encuentro en la capital dominicana asistirán el presidente de Haití, René Préval; la vicepresidenta de España y presidenta de la Unión Europea, María Fernández de la Vega; el ministro de Relaciones Exteriores para las Américas de Canadá, Peter Kent; el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit y el primer ministro de Trinidad & Tobago, Patrick Manning, así como representantes de organismos internacionales.

Previo al encuentro, que se celebra en medio de estrictas medidas de seguridad en el Palacio de Gobierno de Santo Domingo, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que se trata de una gran ocasión para pedir a toda la comunidad internacional que intensifique su asistencia a Haití, el país más pobre del hemisferio occidental.

"Aprovecharemos esta reunión para pedir que se intensifique la ayuda a Haití, aunque sabemos que por más esfuerzos que se haga la tarea de reconstrucción será larga por la magnitud de esta tragedia", dijo Insulza a su llegada a la sede del gobierno.