Kampala. La alta comisionada para Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, dijo este sábado que el bloqueo de Israel sobre Gaza era ilegal y debía ser levantado, reiterando los llamados para una investigación del ataque israelí a un buque con ayuda esta semana.

Fuerzas israelíes tomaron un barco rumbo a Gaza este sábado, el irlandés Rachel Corrie, cinco días después de que comandos israelíes mataron a tiros a nueve activistas turcos en un ataque contra un navío con ayuda humanitaria que se dirigía al enclave costero.

"Las leyes internacionales humanitarias prohíben que los civiles sufran hambre como método de conflictos (...) también está prohibido imponer castigos colectivos contra civiles", expresó Pillay.

"He reportado en forma constante a los Estados miembros que el bloqueo es ilegal y debe ser levantado", indicó.

La funcionaria dijo que aún si el bloqueo fuera legal bajo la ley internacional, la operación del Ejército de Israel contra la flotilla el lunes tenía que ser analizada junto con su obligación de permitir ayuda humanitaria a Gaza.

Cuando se le preguntó si el Consejo de Seguridad de la ONU debería derivar la situación en Gaza a la Corte Penal Internacional (CPI), Pillay dijo que la entidad había impuesto sanciones en el pasado y se refirió a la situación en la región sudanesa de Darfur.

Pillay, ex jueza de la CPI, acudió a Kampala para asistir a una conferencia de revisión de la corte y lleva a cabo una misión de derechos humanos en Uganda, una de cinco "situaciones" que el tribunal está investigando.