Ciudad del Vaticano. La disputa interna de la iglesia católica sobre el manejo de su escándalo por abuso sexual ha escalado a un nuevo nivel, con un cardenal acusando a otro de encubrimiento.

Las acusaciones fueron formuladas por el cardenal Christoph Schoenborn de Viena contra el cardenal italiano Angelo Sodano, quien sirvió durante 16 años, desde 1990 al 2006, como secretario de Estado, el segundo puesto en importancia del vaticano.

Schoenborn, en lo que se supone que fue una conversación privada con editores de diarios austríacos el mes pasado, acusó a Sodano de haber bloqueado una investigación contra el ex cardenal austriaco Hans Hermann Groer.

La agencia de noticias católica austriaca Kathpress publicó un resumen de la conversación el sábado, mientras los diarios italianos le dieron prominente cobertura en su edición del domingo.

Groer renunció como arzobispo de Viena, en 1995, después de acusaciones de que había abusado sexualmente de jóvenes seminaristas en el pasado. Murió en 2003 sin haber admitido culpas ni enfrentado cargos.

Schoenborn dijo a los periodistas que el cardenal Joseph Ratzinger, quien entonces era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y es ahora papa, quiso realizar una investigación completa de Groer en 1995, pero fue bloqueado por Sodano, según Kathpress.

La disputa se presentó en la primera plana de muchos diarios, con el conservador Il Giornale titulando la historia "Una guerra en el Vaticano sobre pedofilia".

Según Kathpress, Schoenborn criticó a Sodano por desestimar reportes de abuso sexual como "chismes mezquinos" cuando el se dirigió al Papa al comienzo de la misa de Pascua, el mes pasado en el Vaticano.

El mes pasado, el National Catholic Reporter, una publicación de Estados Unidos, publicó una serie de artículos que acusaban a Sodano de hacer la vista gorda ante otro caso de abuso sexual cuado era el número dos del Vaticano.

El caso involucró al padre Marcial Maciel, fundador de la orden sacerdotal Legionarios de Cristo, de quien se descubrió que fue un abusador sexual y que tenía al menos un hijo.