Santiago. La Cepal lanzó este miércoles un pedido de ayuda internacional urgente para Haití, la nación más pobre del continente que fue devastada el martes por un potente terremoto que pudo haber dejado miles de muertos.

El sismo de magnitud 7 agravó la situación en Haití, ya golpeada por cuatro huracanes en 2008 que causaron daños y pérdidas por unos US$900 millones, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Estados Unidos, la Unión Europea y varias naciones ya han anunciado el envío de ayuda a Haití.

Cepal, una agencia de Naciones Unidas con sede en Santiago, dijo en un comunicado que "expresa su solidaridad con el pueblo de Haití (...) y llama a la urgente cooperación internacional en ayuda humanitaria y posterior reconstrucción de este país".

Además, la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, ofreció la "máxima" colaboración del organismo en las tareas humanitarias inmediatas y, más adelante, en la evaluación para el proceso de reconstrucción.

"Estamos disponibles para apoyar al pueblo haitiano una vez más y contribuir a su pronta recuperación", dijo en una carta dirigida al presidente de Haití, Rene Preval.