La ministra de Educación de Chile, Carolina Schmidt, informó este sábado que el 44,9% de los adultos en Chile no terminó su formación escolar, de acuerdo a los datos obtenidos por la encuesta de caracterización socioeconómica 2012 (Casen).

La ministra Schmidt señaló que la encuesta Casen, que mide las condiciones sociales del país, indica que 5.337.612 personas mayores de 20 años no terminó la enseñanza escolar, lo que equivale al 44,9% de la población adulta.

En total, 3,6 millones de personas de más de 20 años no han terminado la educación básica y otros 1,7 millones no terminaron la enseñanza media.

"Casi el 50% de los adultos en Chile no terminó el colegio. Existe esta realidad que no está en el debate público y es clave para construir un país más justo y con verdaderas oportunidades", afirmó la ministra.

De acuerdo a los datos proporcionados por la encuesta, de los 3,8 millones de personas que tienen entre 20 y 34 años, 368.000 apenas terminaron la educación primara (básica), unas 445.000 no concluyeron la secundaria(enseñanza media) y 1,416 millones sólo completaron la enseñanza escolar sin ninguna continuidad en sus estudios.

Los datos resultan más preocupantes en los niveles de mayor edad, demostrando en parte el aumento de la escolaridad en las últimas décadas. El 27% del grupo entre 35 y 49 años no terminó la enseñanza primaria, 41% no lo hizo en el sector de personas de entre 50 y 64 años y el 61% entre los mayores a 65 años.

La ministra Schmidt añadió que entre los principales motivos de deserción escolar se deben, en el caso femenino, al embarazo, con unas 38.000 niñas abandonando la situación escolar debido a esto.

En el caso masculino, unos 1.000 niños "dejan el colegio por paternidad". Según indica la ministra Schmidt, esta situación está siendo abordada de dos formas.

La primera tiene que ver con planes para frenar la deserción escolar, "porque el objetivo es que no siga abultándose esta cifra".

El otro plan se refiere a programas para que los adultos terminen sus estudios. Cada año son cerca de 200.000 los que regularizan su educación a través de tres modalidades.