Chile, Uruguay y Costa Rica fueron escogidos, por segundo año consecutivo, como los países más seguros de América Latina,  de acuerdo a un estudio de la consultora FTI Consulting.

La muestra, que incluyó el estudio de la situación en 19 países, consideró entre las razones que configuran el positivo desempeño de las naciones,  el respeto a las fuerzas de seguridad (Carabineros) y la existencia de delitos comunes de menor gravedad como robos simples y sustracción de vehículos. 

"Sólo en algunas regiones, la tasa de homicidios muestra una leve alza", señalaba el informe 2009, percepción que se mantuvo en el estudio correspondiente a 2010.

En el caso de Chile, éste país se ubica en un nivel 2 de peligrosidad, en una escala donde 1 es el país más seguro y 5 el más inseguro, y muestra una tendencia calificada como "estable sin cambios", de acuerdo a los informado por El Mercurio.

El informe de este año, que considera a 19 países, se basa en información proporcionada por policías locales, organismos gubernamentales y ONG's, entre otros.

Países mal evaluados. Según FTI Consulting, "el problema de la falta de seguridad pública continúa siendo la mayor preocupación de la ciudadanía y los sectores privados en prácticamente toda la región, desde México a Argentina".

Los países que presentan un mayor incremento en problemas relacionados con la seguridad pública en 2010 son Haití, Venezuela, El Salvador, Honduras, Guatemala y México.

Uno de los casos más delicados es Venezuela, cuyo nivel de peligrosidad, respecto de 2009, ascendió del 4 al 5, ubicándose en el tope de la lista.

El estudio explica que en el caso de Venezuela el ascenso pasa porque a la "violencia constante" se sumaron nuevos factores propiciados por el Estado. "Aunado a la turbulenta situación que sufre el país, donde los aspectos de inseguridad pública y violencia son una constante, se suman una nueva tendencia en expropiaciones compulsivas de parte del Estado, combinado esto con una inseguridad legal y judicial rampante", dice el documento.

Por su parte, Haití, que también figura en el tope de la tabla, deterioró su situación producto del terremoto y, a juicio de FTI, hoy exhibe más problemas de seguridad que antes de la catástrofe de enero.

Argentina: sin cambios pese a nueva policía. Pese a la creación de la nueva Policía Metropolitana, Argentina no muestra avances en sus niveles de seguridad y este año se ubica, al igual que en 2009, en el nivel 3 -en una escala en la que el 5 es el más inseguro- con una tendencia estable pero susceptible de cambios.

Según FTI Consulting, pese a que la nueva fuerza policial fue creada para la ciudad de Buenos Aires con jurisdicción solamente en ésta, "existirían problemas operacionales, debido a conflictos de jurisdicción con la Policía Federal". Agrega que persiste el alto índice de delincuencia juvenil y que, según indicadores, "se ha producido un leve incremento en lo referido al crimen urbano, como así también a una creciente actividad de hechos ilícitos ligados al tráfico de drogas".

En una situación delicada figura México, que se ubica en el nivel 4 de peligrosidad. Según FTI, los mayores problemas son originados por organizaciones del narcotráfico (carteles).