Bagdad. La cifra de muertos por una serie de bombas que explotaron en áreas chiíes de la capital de Irak alcanzaba este viernes a 56 personas, además de 112 heridos, dijo una fuente del ministerio del Interior.

Las bombas detonaron cerca de mezquitas y un mercado mientras que fuerzas de seguridad iraquíes obtuvieron una serie de victorias en la batalla para derrotar a Al Qaeda, incluyendo la muerte este domingo pasado de dos líderes del grupo militante en Irak.